Taller Sembrando Semillas de Dinero

Sembrando (3)

 

La entrada de la primavera representa la entrada de la fertilidad, prosperidad y abundancia. Es justo el momento para plantar nuevas semillas de pensamiento en tu mente y dejar que broten y crezcan para que puedan dar buenos frutos.
Este es un muy buen momento para soltar todas aquellas creencias que tienes acerca del dinero…y sembrar nuevas utilizando técnicas energéticas.
Así que te invito a acompañarme haciendo un trabajo de introspección para identificar,  cortar esas raíces mentales que contaminan tu relación con el dinero y sembrar nuevas creencias que te abran las puertas de la prosperidad con otra visión y vibración.
Para eso necesitas:
Ganas,
Compromiso sostenido = Persistencia y…
Mi Manual “El dinero y Yo”.
Si te interesa cambiar tu relación con el dinero, ahora es cuando.
Este  taller vía WhatsApp,  ha tenido mucho éxito.
Estos son algunos comentarios:
-El curso me ayudó a darme cuenta de cosas que ni siquiera sabía que pensaba.
Judith V.
-Este curso me sirvió para enfocarme en lo que deseo.
Lilia R.
– Ahora me siento más seguro en lo que hago y están llegando nuevas oportunidades.
Mario Hdz.
En que consiste?
Te mando por correo el manual en pdf, y los ejercicios en grupo los hacemos vía WhatsApp, en una lista de difusión, así como tus comentarios y dudas
Al final del curso (son más de 3O ejercicios de psicología energética como esta maravillosa técnica que se llama EFt-Tapping, afirmaciones, meditaciones, visualizaciones y mucho más.  , se da un seguimiento extra para reafirmar tus nuevas creencias ya que se necesitan 40 días para que la mente adquiera el nuevo hábito.
Es un curso que te lleva de 10-15 minutos diarios y como lo haces cuando tu puedas, solo necesitas organizarte.
El curso comienza este 20 de Marzo.
Inscríbete.
Si te inscribes antes del 18 de marzo el curso tiene una inversión de $ 896 y después es de $1200
Saludos
Carla
Anuncios

Cuento de Navidad

medias de laqan

Se acercaba Nochebuena y todos en el asilo andaban nerviosos
preparando algunos sencillos regalos con que retribuir los que, sin duda alguna,
les traerían los familiares en la hora de visita.

A la viejita Filomena nadie le vendría a visitar pero, sin embargo, ella también quería regalarle algo a su único hijo que estaba en la cárcel . El invierno era extremadamente frío y ella sabía muy bien que, contra el frío, lo principal era tener siempre los pies bien abrigados y calientes. “Si pudiera regalarle a su hijo unas buenas medias de lana como las que había tejido la Sra. Rosaura”.

Ella estaba dispuesta a venderlas, pero de dónde iba a sacar la viejita Filomena el dinero para comprarlas.
-Si quieres, las medias son tuyas –le dijo un día Rosaura.
-Pero no tengo con qué pagarte.
-Sí que tienes.
-¿Qué?
-Tus lentes. Cada día veo peor y ya casi no puedo tejer.
La viejita Filomena no dudó un momento:
-Aquí los tienes –le dijo- y abrazó contra su pecho las medias de lana que le entregó la Sra. Rosaura.
Sabía que, con esa decisión, estaba renunciando a su única distracción en el asilo. Ya no podría leer las revistas de la sala, ni los libros religiosos que le regalaban las hermanitas. No importaba. Su hijo tendría medias de lana y, sobre todo, una prueba de su recuerdo y de su amor.

Navidad es  llenar de magia y luz la vida de alguien más, compartiendo desde el corazón, el pan, el vino, los regalos y la alegría.

El Espíritu de la Navidad

Te dejo este regalito para espiritu-de-la-navidad-460x445hoy por la noche:

Cuenta la leyenda que el 21 de diciembre, en la noche más larga el año, cuando se celebra la entrada del invierno (solsticio de invierno), es la ocasión propicia para que, entre las diez y unos minutos pasada la medianoche el Espíritu de la Navidad baje a la tierra y visite a los hombres de buena voluntad.

Hace más de ochenta y dos mil años, un ser de gran belleza y bondad llegó a la tierra proveniente de un mundo muy alejado al nuestro y se instaló en la zona que actualmente se conoce como Escandinavia. Este individuo, caracterizado por una contagiosa alegría, era un viajero errante que predicaba sus conocimientos sobre la vida en otras galaxias y lograba hacer realidad los deseos de las personas a las que visitaba cada año (coincidiendo con el invierno) para regalarles luz y energía.

Dícese, que, en aquella época, la sociedad humana había perdido los valores morales y el verdadero sentido y propósito de La Vida. Las ilusiones y sueños de la gran mayoría habían sido arrebatados y entre ellos mismos reinaba la indiferencia ante el dolor y la pobreza.

Este viajero de contextura delgada, alto y apariencia juvenil, deambulaba por los fríos parajes, contagiando con su alegría y carcajadas con todo aquel que se acercara y derramando entre ellos, la Energía de la Opulencia, Alegría, Prosperidad, Bienestar, Paz y Amor.

Con el paso del tiempo, la figura del aquel viajero se ha ido desdibujando y ahora lo conocemos como un anciano regordete, de barba blanca, con un traje rojo cargado de regalos. ¿Te suena conocido?

Así que ya lo sabes, si quieres volverte niño otra vez, deja que el Espíritu de la Navidad entre en ti para darte el poder de lograr hacer tus deseos realidad.

Si quieres recibir y celebrar la llegada del Espíritu de la Navidad este próximo 21 de diciembre puedes prender algunas velas de color naranja, amarillas o doradas, flores y adornos de los mismos colores, y con sana alegría, puedes elevar cantos, alabanzas y oraciones y prender incienso de mandarina o limón. Aunque realmente no necesitas de ellos para que se cumplan tus peticiones en el año 2018; realmente, solo necesitas tener confianza en ti y en el universo; has tus peticiones y olvídate del cómo va a suceder, eso deja que el Espíritu de la Navidad se encargue ya que es más sabio que nosotros.

Escribe tus peticiones, comenzando por la humanidad, el mundo, tu país, estado, comunidad, amigos, pareja, hijos, familia, y tú mismo, siempre agradeciendo en presente, por lo que ya tienes, en un constante aquí y ahora. Ej.: Gracias por que YO SOY afortunado, estoy disfrutando y viviendo aquí y ahora en… esta casa…con… etc.)

Tómate tu tiempo y esta noche a partir de las 7:00 pm comienza a escribir tus deseos para la noche del 21.

Puedes hacer una segunda carta con un recuento del año que está por cerrar, con todos tus logros y metas alcanzadas, agradeciendo por todos los momentos en que reíste, sufriste, amaste y reconociendo cuales fueron tus aprendizajes, y sin importar juicios agradece todas tus experiencias, honra cada día vivido en este año que está por terminar. Recuerda que el Espíritu de la Navidad está presto para llenarte de una nueva energía de luz divina.

Tapping para soltar:

Punto karate: Elijo soltar lo que pasó, lo que no sucedió, lo que me sigue atorando lo que me sigo juzgando, lo que me sigo diciendo

Elijo soltar los malos ratos, las palabras hirientes, las promesa rotas, las críticas malsanas, los desacuerdos y malos entendidos

Elijo soltar el resentimiento, el odio, el enojo, el miedo y la tristeza por aquello que pasó, por lo que no pude hacer, porque fallé.

Puntos:

Elijo soltar esta situación que me tiene atorado, que no dejo de pensar, la elimino y fluyo con ella

Acepto, que lo que paso, lo que hice, fue lo mejor que pudo ser, aunque no lo entienda ni me guste el resultado

Elijo soltar mi pensamiento de miedo

Temor

Tristeza

Carencia

Soledad

Enfermedad

Pobreza

Elijo dejar de vibrar en sentimientos negativos

Suelto todo aquello que me estorba

Obstaculiza mis metas

Me detiene en avanzar

 

Carta Tapping:

Aunque no sé si esto funcione me permito sentir el Espíritu de la navidad, volverme un niño y pedir lo que más deseo:

Gracias porque hay:
Paz para el mundo

Riqueza material y espiritual en la humanidad

Valentía en mi país para exigir un gobierno justo y limpio

Unión de la sociedad, todos trabajando para el bien común

Equilibrio y prosperidad en la salud, amor y dinero para mi familia

Armonía y amor pleno con comprensión con mi pareja

Éxito y felicidad en lo que cada uno de mis hijos quiera

Bienestar total para mis amigos

Mis sueños son realidad, alcanzo mis metas y soy plena por ser quien SOY